Tipo de Comida: japonesa

Ubicación: Recta del coliseo, Edificio Monte-Carlo, Cll 63 N 23 C 68 Local 4, Manizales

lampara

El sitio es bastante acogedor, todo el mobiliario es muy adecuado en relación al tipo de comida que venden. La atención de la mesera asignada fue impecable en la toma del pedido, muy atenta y amable. Casualmente, por ser Martes, había 2×1 en sushi, es decir se pagaba solo el plato más caro, se ordenaron dos platos: sushi kabayaki en tempura  y ojo de tigre y dos bebidas: limonada de coco y limonada de jengibre.

sushi ojo de tigre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No obstante la excelente atención inicial, el pedido demoró aproximadamente 50 minutos en llegar a la mesa, durante todo este tiempo ni de la atenta mesera, ni de nadie más se recibió comunicación alguna. De hecho, de no ser porque llevando tal vez media hora de espera se solicitaron las bebidas, las mismas hubieran tardado lo mismo que el sushi. En defensa del establecimiento parece ser que no es una situación habitual y se presentaron imprevistos.

A pesar de todo lo anterior, la llegada de los platos presagiaba que algo bueno ocurriría a continuación, la excelente apariencia de éstos coincidió con su exquisito sabor. Sin tener un paladar acostumbrado a la comida japonesa, es justo decir que ambos platos estaban deliciosos, bien servidos, frescos, de textura agradable al paladar, e incluso, para aquellos que no gustan del pescado crudo, con un sabor y olor suaves. El wasabi que acompañaba, exquisito. Fue anunciada una salsa Teriyaki, que finalmente nunca llegó.

En cuánto a las bebidas, ambas  tenían muy buen sabor, excelente presentación y un balance ideal tanto en el coco en el caso de la una, como en el jengibre en el caso de la otra. Muy agradable el punto de equilibrio logrado con el jengibre, siendo una raíz que puede ser bastante compleja de utilizar en la cocina, lograron una bebida muy buena.

gengibrelimonada

 

 

En definitiva hizo falta algún tipo de atención o explicación por las demoras en la entrega del pedido, pues hubo un absoluto silencio al respecto, por lo menos hasta el momento de pagar la cuenta, cuando al comentar la situación al administrador muy amablemente se disculpó y ofreció bebidas gratis para la siguiente visita.

 

Comida:     *****

Servicio:    ***

Precio:       ****

En conclusión:

Si me gustó”

Advertisements